“En 1969 llegué a la Universidad del Tolima”: Gustavo Adolfo Vallejo.

Por: Nahíma Gutiérrez Castro

El Doctor Gustavo Adolfo Vallejo, es uno de los personajes destacados de la Universidad del Tolima, por su trayectoria como docente e investigador, es licenciado en Biología y Química graduado del alma máter, Magister en Microbiología de la Universidad de Los Antes y Doctor en Parasitología de la Universidad Federal de Minas Gerais de Brasil.

Vallejo es un científico de renombre a nivel nacional e internacional, ha obtenido importantes premios y reconocimientos por sus trabajos de investigación en biología, bioquímica molecular y genética de parásitos como el Trypanosoma cruzi y Trypanosoma rangeli, Giardia intestinalis, dos Tripanosomas Zoonóticos en América Latina y otros parásitos intestinales de importancia médica.

Tu Radio dialogó con él porque su aporte es muy importante en la reconstrucción de nuestra historia. La Universidad del Tolima fue creada en 1945, pero solo hasta 1955, comenzó su funcionamiento, Vallejo arribó a la institución como estudiante en 1969 y desde 1974, recién graduado de la licenciatura, inició su labor como docente, son 51 años de permanencia y constante labor en la Universidad.

 “La Universidad del Tolima se trasladó al campo de Santa Helena en 1962, yo ingresé como estudiante en 1969 como estudiante, siete años más tarde, recuerdo que el rector era Rafael Parga Cortés, En aquella época la Universidad era muy pequeña solamente tenía los programas de Agronomía, Ingeniería Forestal, Medicina Veterinaria, la Escuela de Bellas Artes y los resiente programas de licenciatura en Biología y Química y Matemáticas y física”.

Según Gustavo Vallejo en esa época los currículos tenían una formación más interdisciplinaria, los estudiantes tenían la posibilidad de cursar asignaturas complementarias en las áreas de las ciencias sociales, las humanidades y las artes.

En sus primeros años la UT, tenía muy pocos investigadores, los que se vincularon realizaban investigaciones por motivaciones personales, proyectos que no eran formalmente aprobados, ni financiados por la Universidad. A pesar de esto varios investigadores se destacaron a nivel nacional e internacional, Gustavo Vallejo recuerda entre los más sobresalientes y de sus mayores afectos a sus profesores: Humberto Granados Ospitia, quien desarrolló el estudio de distribución de las ostras del río Opia, trabajó en Europa con el equipo que descubrió la vitamina K y en otros proyectos de interés nacional e internacional. Vallejo también destaca la labor científica del Biólogo Raúl Echeverry Echeverry, creador del Jardín Botánico Alejandro Von Humboldt y el Herbario Toli de la Universidad del Tolima, el nombre y el apellido de Echeverry, están plasmados en dos especies de plantas endémicas del departamento, otro destacado profesor Gonzalo Palomino Ortiz, considerado el padre del ecologismo en Colombia, incansable defensor de los recursos naturales. También recuerda a César Velandia Jagua, Arqueólogo e historiados, quien recibió el premio Alejandro Ángel Escobar en 1992 por sus trabajos realizados sobre la cultura de San Agustín y destaca la labor de Alberto Fray Casas, especialista en suelos quien realizó el primer estudio de lodos expulsados por el Nevado del Ruíz en 1985, con el que se hizo posible la reactivación de la agricultura en el norte del Tolima. “Sin duda muchos otros profesores e investigadores se destacaron en los primeros años de nuestra universidad”.

El desarrollo de la investigación en la Universidad del Tolima, comenzó a tener un impulso significativo desde 1980, gracias a que el Gobierno Nacional expidió el decreto 80 en el cual se estableció que las universidades debían liderar procesos de investigación como parte de la formación académica de sus estudiantes.

El Doctor Gustavo Vallejo sostiene que “Desde esa época se definió que cada una de las universidades debía destinar el 2% a las actividades de investigación. Es por eso que a partir de ese año la universidad envión un buen número de profesores a realizar estudios de maestría y doctorado para que a su regreso organizarán grupos de investigación, esta política fue muy positiva, porque fue consolidando la formación de docentes-investigadores y a partir del año 2000 la universidad apoyó decididamente la creación de grupos, se trabajó sobre la reglamentación en las facultades y la reglamentación del comité central de investigaciones”.

Para Vallejo la Universidad del Tolima es una universidad muy joven, 75 años no es mucho comparado con la trayectoria de otras universidades del mundo.

“Una universidad con 75 años es realmente muy joven, cuando se compara con Oxford que tiene 900 años y Cambridge con 800 años en Inglaterra, o cuando se compara con los 800 años de la Universidad de Salamanca en España, o con los 470 de la Universidad del San Marcos en Lima-Perú, o con los 367 de la Universidad del Rosario de Bogotá, o con los 153 años de la Universidad Nacional”.

“Yo creo que a pesar de la juventud de la universidad del Tolima es necesario reconocer que como resultado del esfuerzo y el trabajo de los profesores, los estudiantes y de los directivos, a lo largo de la historia de la institución. Todos ellos han logrado posicionar a la Universidad, como la mejor universidad de la región…”

Al hablar de la Universidad del hoy, Vallejo destacó el avance de la institución en la actualidad, con la creación de programas de pregrado y posgrado, “La Universidad del Tolima es la única universidad de la región con programas de doctorado, durante todas estas décadas la UT, ha graduado miles de profesionales al servicio de la región y del país, y varios cientos de cientos de especialistas, magísteres y doctores para la comunidad científica”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *