Aumenta la violencia política en Colombia

Por:  Angie Vanessa Cardenas Castro

El próximo 27 de octubre se realizará la elección por voto popular para gobernación, alcaldía, concejo, asamblea y ediles. Cabe resaltar que este es el tercer evento electoral desde que se firmó el Acuerdo de Paz y actualmente el país está sufriendo graves casos de violencia política que han aumentado en estas últimas semanas.

El proceso político para estas elecciones debe realizarse a través del diálogo, la honestidad y el respeto a la oposición, es necesario sensibilizar tanto a la población como a los actuales candidatos sobre el manejo correcto de la estigmatización que viene afrontando el país desde los acuerdos de paz, donde se persuade a la población de no apoyar ideologías políticas y se promueve posibles consecuencias sociales por apoyo a la oposición, “es necesario señalar que si la polarización proviene de los mismos actores políticos que la integran y de los medios de comunicación que la transmiten, es un deber del Estado colombiano garantizar un lenguaje tolerante y respetuoso con la diversidad política existente así como aunar esfuerzos por “desarmar” los discursos políticos y llevar la paz también al discurso político”, así lo define la Defensoría del Pueblo.

El país actualmente atraviesa una ola de violencia política que se ha venido consolidando desde hace algunas semanas, según la Misión Observación Electoral (MOE),  24 candidatos han sido victimas de violencia política, entre estos se encuentra la amenaza, el secuestro, atentados y hasta asesinatos. Alejandra Barrios directora nacional de la MOE afirma que se debe hacer frente urgentemente a los hechos de violencia que se presentan cada día y medio en el país, también menciona una organización política dirigida de prevención contra la violencia, comisiones de seguimiento electoral, mesas de trabajo con organizaciones políticas entre otras.

Cesar Gaviria, docente de la Universidad del Tolima y experto en temas políticos define la situación como un hecho de intolerancia, donde se ven implicados los candidatos por una dinámica política colombiana que suele estar acompañada de violencia, “lamentablemente la política colombiana se ha estructurado a lo largo de la historia a partir de las formas de violencia físicas y verbales. No se puede culpar apresuradamente a la nueva disidencia de Iván Márquez y de Jesús Santrich por la violencia que está viviendo el país”.

 

Según la Defensoría del Pueblo “el Ministerio Público en cabeza de la Procuraduría General de la Nación, le recomendó al ejecutivo ‘planificar acciones inmediatas encaminadas a brindar garantías especiales de protección a los líderes y defensores de derechos humanos que se encuentran inscritos como candidatos a las elecciones del próximo 27 de octubre. A través de la Directiva 011 de 2019, el órgano de control exhortó a los ministerios del Interior, Defensa, a la Unidad Nacional de Protección (UNP), a la Policía Nacional, a los gobernadores, alcaldes, personeros municipales, a la Defensoría del Pueblo y a los funcionarios de la Procuraduría General, a aunar esfuerzos y trabajar de manera articulada en estrategias, planes, y acciones prácticas, diversas y territoriales para defender su vida e integridad”. Actualmente son más de 700 líderes asesinados en Colombia.

En el Tolima las cifras no son ajenas a la realidad nacional,  Cristian Martínez director de la Misión Electoral regional afirma “estamos esperando que se establezca las fechas para consejo de seguridad para garantizar la seguridad y la vida” y recalca que según el informe de la Defensoría del Pueblo se registra 14 amenazas a líderes políticos y la Misión de Observación Electoral complementa la información con 10 amenazas más a líderes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *