Casa de la Verdad del Tolima; una apuesta para la paz y la cultura.

Por: Edwin Soto Castro

En el marco de la inauguración de la Casa de la Verdad en la Universidad del Tolima, los organizadores del evento desarrollaron en la sede principal de la Casa de la Comisión de la Verdad; ubicada en la Calle 19 # 6 – 82 barrio el Carmen, la apertura de una exposición fotográfica “Historias de Territorios”, la presentación de la Comisión de la Verdad de la territorial Tolima al público en general y  la muestra artística del Colectivo Dulima Vive “Voces por la Verdad y la No Repetición”.

Este espacio está direccionado a ser que víctimas y responsables del conflicto armado visiten este lugar para contar sus historias y así contribuir al esclarecimiento de la verdad. Además, se apuesta a que sea un espacio plural, multicultural y de puertas abiertas a la Construcción de Paz, la Convivencia y la No Repetición.

Dentro de las actividades que se desarrollaron, hubo dos presentaciones de los integrantes de la Comisión de la Verdad de la territorial Tolima, quienes dialogaron por medio de una exposición pedagógica sobre la comisión de la verdad para que las personas conozcan la metodología y las diversas formas en que pueden participar y contribuir con la labor de la comisión.

“La comisión de la verdad es autónoma e independiente de rango constitucional y de carácter extrajudicial que surge del acuerdo de paz entre el gobierno y las FARC. Hacemos parte del sistema integral de verdad justicia reparación y no repetición”, expresó, Anascas Del Rio Moncada, Coordinadora de la Macro territorial Central Andina de la Comisión de la verdad .

La comisión de la verdad tiene como objetivo: contribuir al esclarecimiento de lo ocurrido en el marco del conflicto armado colombiano, promover y contribuir al reconocimiento, promover la convivencia en los territorios.

Estos tres objetivos: esclarecimiento reconocimiento y convivencia, deben sentar las bases para la no repetición mediante un proceso de participación amplia y plural para la construcción de una paz estable y duradera.

Además hubo una exposición de fotografía alrededor de los hechos de puerto Saldaña, a cargo de la Fundación Casa Teatro Antonio Camacho. La exposición es el resultado de distintos talleres que se realizaron en el territorio con con jóvenes y adolescentes que se interesaron en participar, con temas de formación y empoderamientos en Derechos Humanos.

El trabajo que empezó a realizar la tallerista hace un par de años, ha sido básicamente para que ellos visualicen en dónde están, qué están haciendo, qué sienten y cómo lo sienten. Además, el proceso se trató de integrar un poco el tema de derechos humanos en varios módulos, según expresó la tallerista expositora. “Uno era de convivencia, el otro era de resiliencia, el otro era sobre territorio y resolución de conflictos”.  

Para lograr plasmar las experiencias del territorio junto con los jóvenes, enseñó por medio de talleres el lenguaje de la fotografías con la finalidad facilitar aún más los ejes temáticos o componentes sobre derechos humanos, arrojando como resultado una serie de fotografías hechas desde la óptica de quienes han visto desde la retina el transcurrir de la violencia sus territorios. “Los chicos están haciendo todo el ejercicio técnico que yo les indico, sobre planos, sobre ángulos de cámara, y también empezamos a recorrer esas casa derruidas. Otras imágenes también distintas que contrasta con la história de sus territorio” indicó la tallerista expositora.

Por otro lado, hubo tres presentaciones musicales, la primera a cargo del Colectivo Dulima Vive “Voces por la Verdad y la No Repetición”, quienes interpretaron varias canciones alusivas a la paz, la memoria, la sociedad, la cultura, el empoderamiento femenino, el conflicto, entro otros. De igual forma, se presentó el grupo de hip hop y de cumbia.   

Por último, para quienes consideren oportuno tener contacto con la Comisión de la Verdad, lo pueden hacer por medio del correo: [email protected] o [email protected] o se pueden acercar a la sede y manifestar su intención de participar o también, por medio de una carta donde narra los hechos

“Si quieren que se haga en otro lugar, nos señalan donde estén más tranquilos. Este es un proceso que parte de la voluntariedad de quienes quieran rendir su testimonio, sea de manera individual o colectiva, que nos quieran contar su historia de vida. También, podemos desde aquí (Ibagué) trasladarnos a los municipios del departamento donde la gente quiera dar a conocer esa verdad que de pronto no ha aparecido en los medios; no ha sido registrada por el país y que es necesario para sanar las heridas”expresó Nelson German Velásquez Pavón , Coordinador de la Macro territorial Central Andina de la Comisión de la verdad.

Por parte de la sociedad, muchas veces nos quedamos con la información que de primera mano nos entregan los medios, pero detrás de eso hay realidades de seres humanos que son más fuertes que las imágenes que ha visto el país, concluyó Velásquez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *